¿Tienes una buena copia de seguridad?

En el servicio de recuperación de datos de Ondata atendemos con frecuencia a clientes que han tenido una avería en su disco duro y no disponen de una copia de seguridad válida.

La mayoría de los usuarios de informática sabemos que es importante hacer copias de seguridad, pero la verdad es que muchos lo dejamos de lado hasta que es demasiado tarde.

Si no tienes copia de tus datos, hoy puede ser el mejor día para ponerte manos a la obra. ¡No lo dejes para mañana!

Pero… incluso si estás tranquilo porque tienes backup, puedes llevarte más de un disgusto.

¿Por qué? Porque tan importante como hacer copias de seguridad es configurarlas bien y tenerlas al día. Es necesario comprobar el funcionamiento del backup de forma regular. Así, el día que necesitemos recuperar los datos, nos evitaremos este tipo de sorpresas:

1. La copia no está al día.

Se trata de copias que hay que actualizar manualmente… y los usuarios no lo hacen.  “Me encargo de la informática de la empresa, no dejo de insistir a los usuarios para que se encarguen de sus copias, pero no lo consigo”.

MEJOR: hacer copias automáticas.

2. La copia dejó de funcionar.

“Se nos ha estropeado el disco duro con los datos de la empresa y, al ir a buscar la copia, resulta que el disco había fallado hacía meses y nadie se había dado cuenta”.

MEJOR: comprobar el buen funcionamiento de la copia, de forma regular y frecuente.

3. El soporte donde se realiza la copia se ha llenado.

“Cuando fui a buscar la copia, el disco se había llenado hacía tiempo y había parado de copiar”.

MEJOR: si se tiene poco espacio y muchos datos, hacer copias incrementales en vez de diferenciales.

4. La copia estaba en el mismo disco duro.

“Como el disco tenía mucho espacio, configuramos el backup en el mismo, y ahora se ha estropeado el disco y nos hemos quedado sin las dos copias”.

MEJOR: hacer la copia en otro soporte.

Aunque existan empresas de recuperación de datos capaces de recuperar la mayoría de fallos que puedan tener los discos duros, recuerda que es mejor estar preparado y tómate un momento para poner al día tus copias de seguridad.

Y si a pesar de todos tus desvelos te persigue la fatalidad (“Se me estropeó el ordenador y al día siguiente el disco duro con la copia de seguridad” ), puedes contar con Ondata: los datos suelen ser recuperables en un 90% de los casos.